https://pbs.twimg.com/profile_banners/1102987924767952896/1552681883/1500x500

La Superintendencia Nacional de Salud mediante comunicado de prensa, dio a conocer que el 11 de noviembre de 2020, ordenó la intervención forzosa administrativa del hospital Emiro Quintero Cañizares, de Ocaña.

Tras identificar 87 hallazgos administrativos, financieros y asistenciales en la gestión de 2019 y primer semestre de 2020, ordenó remover el gerente y Junta Directiva. La auditoria encontró lazos familiares entre los proveedores más favorecidos por millonarios contratos desde 2019. Igualmente, encontraron especialistas que, al parecer, usaban el hospital para atender pacientes particulares, anticipos de pagos sin justificación, compras onerosas y contratación indiscriminada de personal.

La Superintendencia Nacional de salud, indicó que esta medida regirá durante los próximos seis meses y que implica la toma de posesión inmediata de los bienes, haberes y negocios de esta Entidad Social del Estado (ESE) que
cuenta con 12 sedes, 149 camas, 80 consultorios, 5 salas de cirugía, 2 salas de parto y una de procedimientos, y tiene habilitados 234 servicios de baja y mediana complejidad para la atención en varios municipios del departamento.