La Panadería, toda una tradición en Norte de Santander.

Algunos de nuestros municipios se destacan en el oficio de la panadería, Pamplona es uno de ellos, el pan, los amasijos o las famosas colaciones, como les suelen decir, son apetecidos por propios y visitantes. Las panaderías han adquirido prestigio a través del tiempo. Algunas de ellas bautizadas con los apellidos de sus propietarios, como la Chaves, la Araque, también se destacan la Pamplonesa y el trigal de Oro, por mencionar algunas de las más populares, pero han existido otras de grata recordación, como la Sandoval, donde sus propietarias Margarita e Isbelia, motivaron la construcción de sueños, que conllevaron a la creación de otras panaderías, como la Panadería Araque, vigente aún.

En el municipio de Ocaña, el oficio de la panadería también es reconocido y respetado, nada más sabroso que degustar el pan ocañero sus diversas presentaciones, tradicional, campesino, pan de mantequilla y  otras variedades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *