Diálogo para la no continuidad y la no repetición del conflicto armado en el Catatumbo

El 15 de octubre a las 9.30 de la mañana a través de Facebook Live.

La comisión de la verdad convocó un diálogo con diferentes actores en esta región, con el fin de ayudar a entender ¿Qué pasó y por qué persiste el conflicto? Desenmarañar el asunto e ir al fondo y a partir de allí, buscar soluciones que contribuyan a la construcción de paz en la región.

Los Diálogos para la no continuidad y la no repetición Son espacios de participación y reflexión social en los cuales se analizan realidades territoriales y nacionales. En ellos, la Comisión de la Verdad propone profundizar sobre las causas del conflicto armado, sus factores de persistencia y el porqué de aquellas violencias que como sociedad (instituciones y comunidades) debemos comprender para enfrentar conjuntamente. Como resultado de estos actos se desprenden recomendaciones que serán incluidas en el informe final.

¿Por qué ha sido priorizado el Catatumbo?

Porque en esta región de Norte de Santander, se identifica la persistencia de factores como: ataques a integrantes de organizaciones sociales y autoridades étnicas, la presencia y actuación de actores armados y el funcionamiento de economías ilegales, principalmente del narcotráfico; además,  la vía armada continúa siendo la que prima para solucionar los conflictos sociales.

La Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas reportó cerca de 341.412 personas víctimas del conflicto armado en el Catatumbo. En los municipios de El Tarra y Convención, por ejemplo, se registran 26.074 y 24.061 desplazamientos y 1.267 homicidios y 1.223, respectivamente.

En esta zona, el conflicto se intensificó desde marzo de 2018, pues la región se convirtió en epicentro de una confrontación armada entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y un grupo residual del Ejército Popular de Liberación (EPL) conocido como ‘Los Pelusos’, que se enfrentan por el control de cultivos ilícitos y las rentas derivadas del contrabando, pero no son los únicos grupos armados ni actores en la zona. Se dialoga con el gobierno, responsables de la Política Antidrogas y Ministerio Público,  con la fuerza pública que hace presencia en el territorio, con  Organizaciones sociales y campesinas, organismos acompañantes: Misiones de Verificación y seguimiento a la implementación del acuerdo de paz, con el Sector privado, empresarios presente en la región, con organizaciones de jóvenes, de mujeres y Comunidades Indígenas del Catatumbo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *