– El proyecto liderado por la USAID se desarrolla en dos municipios del Cauca.

El Ministerio de Salud y Protección Social, el Instituto Nacional de Salud y la Secretaria Departamental de Salud del Cauca participan en la investigación de la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos de América (USAID) con la que se estudia la eficacia de métodos para la prevención de la malaria en este departamento.

“Esta enfermedad sigue siendo un problema de salud pública en el país, que afecta principalmente a poblaciones vulnerables habitantes en la Colombia rural de al menos 10 departamentos, en donde anualmente se reportan alrededor de 60.000 casos”, afirmó Claudia Cuéllar Segura, subdirectora de Enfermedades Transmisibles del Ministerio.

Desde el Gobierno Nacional y las entidades territoriales se desarrollan acciones encaminadas a brindar una respuesta integral tendiente a fortalecer la detección, diagnóstico, tratamiento y respuesta oportuna a los casos. Así como estrategias de promoción y prevención, dentro de las cuales está la instalación de toldillos impregnados (TILD) con el fin de proteger a las personas residentes en áreas de riesgo durante sus horas de descanso.

De igual manera se realizan actividades de rociado residual intradomiciliario (RID) que consiste en la aplicación de insecticidas de larga duración en las superficies en las que puedan reposar el mosquito trasmisor de la enfermedad, tales como paredes internas y techos de las casas

“En este marco, el Ministerio recibió una propuesta de la USAID para hacer una completa evaluación de la eficacia de los TILD y el RID, a la vez que se fortalecen los sistemas de vigilancia entomológica que se encuentran disponibles en las zonas beneficiadas. El estudio apoya el desarrollo y aplicación de intervenciones basadas en evidencias sobre cómo y dónde es mejor implementar estas herramientas de control vectorial”, apuntó Cuéllar.

Colombia fue seleccionada por sus altos niveles de transmisión de malaria y diferentes contextos ecológicos y entomológicos. Se espera que los resultados de la investigación puedan ser extrapolados a nivel internacional para adecuar las estrategias en la región de las Américas.

Guapi y Timbiquí son los dos municipios caucanos seleccionados para la aplicación del estudio teniendo en cuenta la presencia del mosquito anopheles albimanus y la alta prevalencia de la enfermedad en estas comunidades ubicadas cerca al Océano Pacífico, región que reporta cerca del 50% de los casos de malaria de todo el país.

Este proyecto inició su fase operativa con una socialización a las autoridades locales y comunidad en general y ya se realizarán labores de campo para el establecimiento de la línea de base. Se prevé que en los meses de enero y febrero de 2021 se inicie la instalación de toldillos y rociado en las localidades escogidas

La subdirectora de Enfermedades Transmisibles indicó que para este proyecto “la cartera de Salud asigna los insumos críticos para el control de la malaria en el departamento del Cauca, consistentes en 500 litros de deltametrina 5%SC y 7.500 toldillos impregnados de larga duración; además del acompañamiento activo y permanente de los equipos técnicos del Ministerio y el Instituto Nacional de Salud”.

A su vez, la Secretaría Departamental de Salud dispondrá de su equipo técnico para el acompañamiento en la ejecución de la iniciativa en 11 localidades ubicadas en el litoral del río Guapi, y 10 en el río Timbiquí y la parte baja del río Saija.